Una Joven de 17 Años Decidió Quemarse Viva para Escapar de los Constantes Abusos

Uno tiene que estar en una situación más que desesperada para tomar la decisión de quemarse vivo.

Una joven siria  decidió incendiarse con el único objetivo de ser más fea y escapar de las constante violaci0nes por estado islámico.

Dicho así, parece una locura se mire como se mire, sin embargo la acción esconde una dolorosa historia que hace que aumente el tono dramático de la vivencia de la chica de tan solo…..17 años.

In this July 28, 2016 picture, 17-year-old Yazidi girl Yasmin shows her hands at her home in Germany. After escaping the clutches of Islamic State, Yasmin, a Yazidi girl, was so traumatized by her captivity that she poured gasoline on herself and set it alight - hoping to render herself no longer desirable to the extremists. Two years later, she’s being treated in Germany not only for her physical wounds, but for the psychological damage that led her to her act of desperation. (AP Photo/Michael Probst)

Lo más triste de esta situación es que Yasmin, de nacionalidad siria, ya había escapado de las siniestras sombras de la organización yihadista y se encontraba viviendo en un campo de refugiados de Irak. según informó

joven

Lo más fácil hubiera sido empezar de nuevo y poder hacer una vida normal aunque las secuelas psicológicas de una guerra y de los abusos pudieron con ella.

Se suponía que ella estaba a salvo, y sí, estaba lejos de ISIS, pero lamentablemente, estos seguían en su cabeza.

Yasmin escuchaba una y otra vez las mismas voces en sus sueños, como si el pasado volvía noche tras noche a la cama de Yasmin, tanto así que un día se cansó de ese miedo y decidió rociarse con gasolina y encender un fósforo para evitar que volvieran a violarla.

El psicólogo que la trató después de las quemaduras aseguró que Yasmin había tenido la pesadilla en la que un grupo de militantes de Estado Islámico estaban esperándola fuera de la tienda, por lo que, finalmente, optó por tomar la decisión más drástica y pasó por su cabeza ser más fea y evitar ser un blanco.

Actualmente, Yasmin se recupera de sus lesiones en un campo de refugiados de Alemania. Allí, los médicos tratan de curar tanto su cuerpo como las cicatrices mentales que le provocó su cautiverio. Quienes la han visto dicen haber quedado en shock tras verla sin ojos, nariz ni manos.

Por desgracia, el caso de joven siria no es un episodio aislado.

La ONU denunció que más de 3.200 mujeres y niños yazidíes todavía están en manos del Estado Islámico, el que utiliza a las mujeres como esclavas sexuales y adoctrina a los menores como militantes del grupo yihadista para utilizarlos en combate.

Loading...
loading...

Comentarios