Así luce “Niña Pelota” 10 años después. Fue abandonada pero hoy es millonaria.

Qian Hongyan sólo tenía 4 años cuando su vida completa cambió. Pocos recuerdos debe tener de haber podido caminar con sus dos piernas, ya que a tan corta edad, en 2000, sufrió un grave accidente donde fue atropellada por un camión, en Luliang County, Yunnan, China.

 

Los doctores tuvieron que amputarle ambas piernas para salvarle la vida, y debido a que venía de una familia extremadamente pobre, no tenía ningún recurso para rehabilitarse por medio de grandes tecnologías o algún tipo de prótesis.

Por eso, tuvo que arreglárselas sola, hasta que a su abuelo se le ocurrió una idea brillante: ubicarle una pelota de básquetbol justo abajo de su tronco para que así ella pudiera moverse por sí misma, afirmándose al suelo por medio de unas piezas de fierro.

 

 

De esta forma, Qian fue capaz de trasladarse por sí misma y hacer una vida un poco más común junto al resto de los niños.
En 2005 fue fotografiada usando este recurso, y la gente la comenzó a llamarla “la chica básquetbol”.

Lo curioso y especial de ésta niña fue el apodo que con todo el cariño le pusieron ¨Basketball Girl¨, que significa ¨Chica Baloncesto¨; la pequeña originaria de la provincia de Yunnan siempre recibió el apoyo de su familia adoptiva y al poco tiempo después que se viralizaron las imágenes de esta valiente niña, la familia recibió donaciones, con lo recaudado tuvo la oportunidad de viajar  Beijing, y recibir un par de prótesis adecuadas para ella en el año 2007.

 

Sus habilidades y su fuerza para seguir adelante fue poco a poco captando a más y más seguidores, y terminó convirtiéndose en un suceso internacional.

Dos años más tarde, en 2007, se unió a un grupo de natación, llamado “South of the Cloud”, el cual se enfocaba en incluir a jóvenes con capacidades diferentes.

En 2009 ella ya se había vuelto campeona nacional, luego de competir en el Evento Paralímpico de Natación de China.
También ganó oro en 100 metros de estilo pecho en los Juegos Paralímpicos de Yunnan.
Finalmente, con solo 19 años de edad, llegó a los Juegos Paralímpicos de Rio en 2016.

Qian continúa luchando y compitiendo por ser la mejor. Hasta ahora lo ha hecho de una manera extraordinaria, ha sido capaz de llegar mucho más lejos que millones de personas que cuentan con todas sus extremidades.
Ha renovado así, las esperanzas de las personas con algún grado de discapacidad.

Ella nos ha demostrado que cualquiera puede lograr lo que se proponga, y que una discapacidad física no tiene que ser un impedimento, sino una increíble herramienta para llegar lejos.
Esperamos que siga teniendo el éxito que ha logrado y que su futuro esté lleno de nuevos y emocionantes retos.

 

 

Loading...
loading...

Comentarios